PRELATURA DE JULI ESTRECHA COMPROMISO POR EL PATRIMONIO DOCUMENTAL CON EL ARCHIVO REGIONAL DE PUNO

Dentro de la línea de capacitación del personal del Archivo histórico de la Prelatura de Juli que se viene realizando en el proyecto “Reconectando con nuestra memoria” se realizó una nueva actividad que ha permitido conocer los procesos archivísticos emprendidos por un archivo importante de la región.

El viernes 5 de noviembre, la señorita Luz Laqui, asistenta del proyecto que desarrolla la Prelatura de Juli con apoyo económico de Iberarchivos, visitó las instalaciones del Archivo Regional de Puno (ARP), ente público responsable de velar por el patrimonio y memorias documentales de la región Puno. Guiada por Sonia Sotomayor, funcionaria del ARP, se pudo conocer las funciones de las distintas dependencias y áreas: registro de usuarios, área de trámites, sala de investigación, depósito, entre otros. Asimismo, se observó la realización de algunos procesos archivísticos, como como catalogación y digitalización. Sobre lo último, el apoyo de practicantes de la Universidad Nacional del Altiplano de Puno es de gran ayuda.

Otro aprendizaje extraído de la visita es conocer las características de otro tipo de documentación. A diferencia del Archivo histórico de la Prelatura de Juli, que custodia principalmente libros parroquiales, en el ARP se almacena documentación generada por instituciones públicas, notarios, prensa, entre otros. Otra diferencia radica en el arco temporal. La Prelatura de Juli posee documentación desde mediados del siglo XVII, mientras que en el ARP registros de la época virreinal son escasos. Cada género documental ofrece una información particular, que debe tenerse presente para aplicar con eficiencia los procesos archivísticos respectivos.

La visita al Archivo Regional de Puno ha servido, a la vez, para tomar conciencia de la problemática sobre la gestión documental. En varios ambientes se almacena documentación sobre el piso y sin ningún resguardo. La falta de recursos suficientes para adquirir andamios y cajas archiveras es sorprendente en una institución pública responsable del cuidado del patrimonio documental de la región. En la cruzada para salvar al patrimonio documental, no solo del paso del tiempo, sino de la indiferencia de las autoridades responsables, el Archivo Regional de Puno tiene un aliado importante en el Archivo histórico de la Prelatura de Juli.

La Prelatura de Juli agradece al Archivo Regional de Puno, por medio de su jefa y de la funcionaria Sonia Sotomayor, por ofrecer la oportunidad de aumentar los conocimientos archivísticos y el compromiso a favor del patrimonio cultural de la región.